Arte es evolución creativa, sin tabúes ni esquemas preconceibidos

Comentarios desactivados en Arte es evolución creativa, sin tabúes ni esquemas preconceibidos

PrintHace unos días vi un vídeo magnífico en el que un grupo de bailarines manifestaba con gran esplendor la belleza de la danza flamenca con bata de cola. Me pareció tan bien realizada la técnica, tan elegantes los movimientos, tan hermoso el contraste de los colores del vestuario que hacían juego con los colores de los músicos e instrumentos, era un todo enmarcado por la sensualidad flamenca; tal era mi concentración en el arte, que no le di relevancia a que fueran cuatro varones los que estaban en escena. Fue después de un rato que noté la exquisita figura masculina, que se desplegaba en escena. No me pareció relevante, simplemente, lo noté.

Cuando lo compartí en una de mis redes sociales, llegó un comentario en el que el género de los bailarines fue notado no por su excelente ejecución, sino por el hecho de que se trataba de hombres realizando una danza considerada femenina.
Sí. Efectivamente. Ese era el punto central de la coreografía, que no por casualidad ganó el primer premio del festival Talent Madrid 2016. La coreografía se llama TINEVO, de Emilio Ochando. En palabras del Maestro Ochando: “TINEVO es el juego de letras que se ha llevado a formar con la base de la palabra VIENTO. ¿Por qué viento? porque es la palabra que me ha hecho ver el sentido de vivir, de pensar, de disfrutar y sobre todo de caminar hacia un rumbo sin vacíos. Con este espectáculo quiero expresarme mostrando 4 elementos que gracias al viento cobran celeridad como son el mantón, el abanico, la bata de cola y las castañuelas. Elementos que cobran vida gracias ha esa cálida y fresca brisa que deja el Viento cuando el movimiento fluye solo. Son elementos que caracterizan a la mujer a la hora de expresarse en el baile, por ello este entramado se compone de figuras masculinas formada por 4 bailarines y 4 músicos, donde muestro que hay que dejar a un lado los tabúes; que tanto el hombre como la mujer puede mostrarse tal y como es sin necesitad de etiquetas. En la parte musical se utiliza la guitarra, el violín y el cante de dos voces todo ello en directo dejando soplar ese aire que marca el tiempo.”

Ese mismo comentario, me hizo recordar otra excelente ejecución realizada por hombres. Se trata del  tradicional ballet El lago de los Cisnes, usualmente representado por bailarinas. Sin embargo, la búsqueda creativa y capacidad de innovación de Sir Matthew Christopher Bourne, coreógrafo inglés, recreó el clásico de Tchaikovsky, dando como resultado una propuesta que le ha dado la vuelta al mundo exitosamente. Según palabras de Sir Matthew Bourne, “La idea de un cisne masculino completa el sentido de fuerza y belleza: la enorme envergadura de los brazos de estas criaturas sugiere la musculatura del bailarín mucho más que el de la bailarina en un tutú blanco. La bailarina puede sugerir, con certeza, la serena belleza del ave deslizándose a través del agua. Con todo, una de las imágenes que hemos estudiado fue una secuencia en velocidad desacelerada de un cisne atacando a un bote de pescadores (pienso que por proteger a sus polluelos) y fue aterrador. Nosotros deseábamos llevar a los cisnes a su naturaleza más violenta, particularmente en el Acto IV cuando la música llega a su máximo poder dramático. Así el cisne representa para el príncipe todo lo que él desea ser: fuerte, bello, libre. Es una especie de álter ego que refleja el estado de humor de la mente del príncipe. Su relación tiene una fuerte carga homo-erótica”.

Arte es la actividad en la que el ser humano recrea, con una finalidad estética, un aspecto de la realidad o un sentimiento en formas bellas valiéndose de la materia, la imagen o el sonido. Es el conjunto de obras que resultan de esta actividad, así como las diferentes tendencias o estilos de las mismas. Entonces, viéndolo desde esta perspectiva, desde la definición de la palabra en sí, cada una de las demostraciones que he mencionado anteriormente, refieren exactamente esa necesidad del ser humano de manifestar su creatividad a través de la renovación, innovando, imaginando nuevas formas de plantear situaciones que generan emociones, abren nuevas ventanas para ¡seguir creando!

La primera vez que vi a Óscar Flores, bailarín argentino de danza oriental, quedé extasiada por la forma en la que logra interpretar toda la suavidad y sensualidad de los movimientos de la danza femenina por excelencia desde tiempos ancestrales, antes del flamenco, antes del ballet, las mujeres orientales demostraron toda su femineidad a través de la danza del vientre que en el cuerpo de Óscar Flores toman fuerza y dinamismo haciendo gala de un gran conocimiento de la técnica, marcando cada movimiento con su espíritu, dándole su esencia.

Considerado por los críticos como el heredero de Rudolf Nureyev y Mikhail Baryshnikov, dos de los más grandes bailarines del siglo XX, Sergei Polunin, excéntrico bailarín ucraniano ha dejado marca en la historia del ballet al conseguir el estatus más alto en el Royal Ballet de Londres a sus 19 años de edad. Su técnica es innegablemente perfecta. Sus movimientos impecables contrastan con su rebeldía y rudeza.  Ha desafiado la tradición, generando grandes polémicas a su alrededor.

Creo que es precisamente la capacidad de poder manifestar la esencia del espíritu humano para lograr una conexión con los espectadores, generando emociones y removiendo sentimientos, la parte más enriquecedora de cada una de las interpretaciones que he mencionado en este escrito: la esencia del espíritu del bailarín.

Peregrina en la cadencia de la danza.

agosto 5th 2016 Joyas en movimiento: Danza

Danny Boy … ¡No perdamos la cabeza!

Comentarios desactivados en Danny Boy … ¡No perdamos la cabeza!

“Danny Boy” es una canción irlandesa, una de esas piezas tan antiguas que se pierden en los orígenes de la cultura Celta. Los registros  se pierden en 1855, y la relacionan con otra composición, aún más antigua, ‘Aire de Derry’ en recuerdo de una ciudad de Irlanda del Norte.

No es la música lo que me movió a escribir estos párrafos, sino el cortometraje de Marek Skrobecki,  director polaco que ha desarrollado una técnica de cine animado muy peculiar; la tercera vez que trabaja con elementos de 3D, con muñecos hechos de látex, plástico, tela y plastilina. La configuración tridimensional de la película transmite sensaciones abrumadoras.   Pero más allá de la técnica de animación, es la historia que cuenta en el corto titulado Danny Boy, con el que obtuvo más de 17 premios internacionales.

Impactante, desde el primer momento. Conforme avanza la historia, la zozobra aumenta y es sobrecogedora la sensación de ver que es un espejo de la realidad que vivimos: seres pensantes que deciden dejar de pensar. Vivimos en un mundo así, tal cual. La tristeza, la falta de color, la insensibilidad que rodea a Danny Boy, el único que nota la realidad que lo rodea.

Solemne el punto en el que la voz desenreda las palabras de una canción tan antigua, con tanta memoria colectiva.

Me abatió el final… me dejó desconsolada… Perder la cabeza por pertenecer … ¿El amor le hizo perder la cabeza, o fue la desolación e impotencia de no poder hacer nada para que los demás vean y decidan vivir?

Peregrina… Consciente de no querer perder la cabeza por ninguna razón.

 

La relatividad del tiempo…

Comentarios desactivados en La relatividad del tiempo…

rosas-tiempo

Cada momento tiene la extensión de tiempo exacta que el corazón necesita.

Peregrina.

La bailadora

Comentarios desactivados en La bailadora

bailarina

¡Ardores, aromas y ritmos mantienes
en plural encanto y en prestigio vario,
y ardes y perfumas, en lentos vaivenes,
como un incensario!

José Juan Tablada

Peregrinando en la danza

Erotismo sublime * Eivar Moya

Comentarios desactivados en Erotismo sublime * Eivar Moya

eivar moya-el besoImágenes que entre los trazos encierran sentimientos, sensaciones, momentos que seguramente ha sido vividos por el observador que se siente fuertemente atraído por la evocación que provoca el trazo; la exaltación del amor físico en el arte, con un estilo dotado de extremada nobleza, elegancia pero también dolor y frustración.

eivar moya-erotico

 

 

Eso es lo que me hace sentir la apreciación de algunas de las obras del pintor Eivar Moya, artista Colombiano que da una sensación de búsqueda de la expresión del cuerpo, jugando con luces y sombras en las miradas y composiciones musculares que se ven influenciados por maestros clásicos, como tratando de plasmar la divinidad en el ser humano.

eivar moya-sin titulo

 

 

Al ver su obra, se puede comprender como fue posible que tres meses de terapia intensiva tras un coma, no bastaran para detener a este autor que sigue trazando sensaciones y tocando sensibilidades más allá de la realidad de las galerías, en espacios virtuales como esta ventana.

eivar moya-crónica urbana

Eivar Moya.   Para conocer más sobre él

Peregrina.

marzo 30th 2016 Joyas de todos los días

Hereros, la tradición está siempre caminando

Comentarios desactivados en Hereros, la tradición está siempre caminando

Hace unas semanas visité la exposición de Sergio Guerra, un fotógrafo brasileño que convivió con los Hereros, etnia angoleña que vive en la inmensidad de las tierras áridas sin que nunca el  agua lave su piel que siempre está delicadamente protegida por aceites y fango.    Seres que respetan inmensamente a cada ser que len rodea, porque saben que de ellos depende su propia vida. La familia es el centro de su comunidad.   Cuando un bebé nace, tres mujeres lo acompañan y en el momento que su cuerpo toca la tierra con la que lo limpiarán sabe que nunca estará solo…

Las imágenes captadas por la lente de Sergio Guerra, me conmovieron profundamente tocando mis sentidos con los tonos ocre que enmarcan las miradas profundas, hereros sergio guerrasencillas y amorosas de cada uno de los rostros que invitan a conocerlos, a saber cuál es el secreto de esa paz que se encierra en la comisura de sus bocas.

 

“Somos un pueblo que ha recorrido un largo camino. Nuestras raíces vienen del Pueblo Muherero, llamados ahora Hereros. Todos nosotros venimos de un solo lugar y hemos cruzado muchas regiones. Pasamos por Botsuana y por Namibia y llegamos a Angola. Somos una familia. Con nosotros, llevamos nuestra Tradición, que es lo más importante. Que es el fin de todo.

¿En la vida?
hereros pastores ancestralesQueremos bueyes. Queremos que caiga la lluvia, para que éstos sobrevivan. Me preocupa mi padre, quien me dio bueyes para que los criara, y mi madre, que me nació.
Dormimos y amanece. Ordeñamos la leche, nos llevamos a los bueyes del corral al capim (pasto) y nos vamos a pastorear. Le damos agua al ganado, volvemos al sambo (aldea) y arreglamos las cercas. Dejamos que mamen los cabritos y volvemos a sacar leche. Anochece. Cuando vuelve a amanecer, todo se repite.

Encendemos el fuego todos los días, por la mañana y por la noche. No sólo para cocinar, sino también para nuestro bienestar. Nos dedicamos mucho a los animales. Son ellos lo más valioso que poseemos, éste conocimiento lo encontramos en nuestros antepasados. Son lo que nos permite vivir, nuestra fábrica. Nuestra vida.

Para que todos estemos a gusto, le damos un buey a una persona de nuestra familia. Si algún día hay un problema en nuestro sambo , nos dirigimos a aquella persona a la que le dimos el buey. Es como un banco, así funciona nuestro “dinero”. La riqueza, si está siempre en las mismas manos, se gasta muy rápido. Si tenemos a todos los bueyes en un sólo sambo y aparece una enfermedad, puede acabarse todo. Por ello, debe distribuirse entre amigos, nietos, sobrinos e hijos. Es por ello por lo que no se acaban, aquí, los bueyes.

niños y mujeres muhimbasPero cuando no cae la lluvia, tenemos que ayudar a aquellos que tienen mayor necesidad. Hoy somos ricos porque nos ayudamos los unos a los otros. Quien no tiene nada que comer, debe pedirle ayuda al prójimo. Traer a sus animales al capim del otro, para salvarlos… Nunca debemos expulsar a alguien de nuestro sitio si esa persona necesita ayuda. Cuando llegue la lluvia, ella volverá a su aldea.

Con nuestros corazones, pensamos que cuando hay lluvia ocurren todas las cosas buenas que queremos: nuestro corazón se sosiega. Es, la lluvia, lo principal de nuestra vida. Nos permite salir de aquí e irnos allá arriba a cultivar. Tener maíz, frutos silvestres y capim para nuestros animales.
Este nuevo tiempo está cambiándonos, sin control, y a nosotros nos gusta nuestra Tradición.

Cuando se habla del desarrollo de un pueblo, nuestros hijos creen que eso significa ponerse ropa y comprarse coches. Lo cual es abandonar la Tradición. Si no estamos atentos, si no sabemos hablar con ellos, podemos perderla.

hereros - niñoNosotros enseñamos la Tradición y los niños la miran como si se tratara de cuentos. Quizá, cuando vayan a la escuela, acaben sabiendo más que nosotros. Pero quien es educado en la escuela no dejará la Tradición, no va a abandonar su origen.

Me paso todo el día cortando madera para construir una escuela para mi Pueblo. Quiero hacer que mi tierra tenga otra conciencia. La gente de aquí, aunque no haya estudiado, entiende las cosas. Aquí, por ejemplo, no hay malhechores que matan a la gente o ladrones que matan para robar.

En nuestra Tradición, nunca abandonamos a nuestra familia.”

Este es un video realizado por el mismo Sergio Guerra que comparte textos e imágenes, estáticas y en movimiento que transportan hasta ese lugar en el mundo en donde viven los Hereros … Hay gente buena en el mundo … mucha gente buena…Hereros Angola

Peregrina.

Lucien Becker … algunos versos

Comentarios desactivados en Lucien Becker … algunos versos

Nadie puede estar seguro
de qué su cuerpo
no sea una planta
que la tierra ha creado para
dar un nombre a sus deseos.

Se mantiene la lluvia desnuda sobre los adoquines,
desnudo en las manos, desnudo en las lágrimas.
Se mantiene a las mujeres que nos encantaron de un vistazo
y pasan sin respuesta con una cara.

Me marca cada zancada los caminos
cierra una tumba que no es mía.
Pero el tiempo está cerca cuando, labios de barro seco,
Pierden el pie debajo de la cubierta demasiado alta en el cielo.

Mi vida ni siquiera tenía el brillo rápido
del rocío en un momento en el sol
El espacio se acordará de ella como una respiración
que era mi boca y se movió como una hoja.

transparenciagirasolesnaranjaMi cuerpo se dispersa en la eliminación de las plantas
que tienen algo de mi mirada en sus retoños.
Nadie sabrá que vi en ella
únicamente como último recurso, el charco llegar por vía terrestre

Los árboles se mantuvieron en el nivel de los pueblos
Perdieron a la carretera, que guiaría paso a paso
y completamente, por la noche
sus raíces, solamente impulsadas ​en del suelo.


La ciudad está a sólo un espesor de paredes,
ventanas ya no tienen el poder de hacer estrellas,
la ciudad está a sólo un lunar que habría perecido
antes de llegar a la tierra de los campos fáciles.


Las ventanas son agujeros
cuando miro el cielo mucho más cerca
como la torre más alta:
apoyado en la sombra, puedo estar de pie.

Cuando sale el sol
Creo que me va a ayudar en vivo
Pero dentro de mí se oxida sangre
escapado de un corazón que nunca va a ver el día.

Cuando una mujer que parece ser hermosa
cerca de mí que toda la claridad de la tierra,
Estoy seguro de que podría amarla
pero la multitud prevalece en sus brazos.

En una sala, una mujer esperándome
el cuerpo vivo en la mina se abrirá
en un momento de plenitud tal
nada puede limitarlo, ni siquiera la muerte.

Lucien Becker.  Poeta francés (1911, 1984)

Peregrina

Caprichos del día

Comentarios desactivados en Caprichos del día

Alberi Villa D'Este 4
Hay personas que se guían por la “perfección del deber” y se olvidan de la sutileza de la compasión, que es una de las más puras formas del amor.

Cuando tratamos de tener la razón, o insistimos en hacernos notar, o simplemente no toleramos recibir de alguien más una observación… simplemente nos cerramos a esa dulce oportunidad y todo colapsa.

Peregrina Joyazul.

¡Qué vivan los días difíciles!

Comentarios desactivados en ¡Qué vivan los días difíciles!

que vivan los dias¡Qué vivan los días enredados! Esos que te llevan al límite, que te retan porque hay que pensar en más de dos cosas a la vez mientras ya estás resolviendo tres anteriores. Esos que terminan tirándote al suelo para hacer mini lagartijas con un par de brazos débiles, pero con el espíritu que se ataca de risa y te grita: “¡Dale, que tú las pediste! Esos días en los que retas a alguien a hacer en equipo de varios, lo que tú ya hiciste con tu alma gemela, sin precedentes, con poco alrededor pero mucho desde dentro. Esos días en los que decides no tomar la decisión, porque no te corresponde hacerlo.

¡Qué vivan los días complicados! Esos que te dan sorpresas con regalos brillantes y sonrisas de encuentros en lugares alternativos, los días en los que sabes que la autoestima no existe, porque … simplemente porque eres parte de un todo y ese todo vibra a tu alrededor.

¡Qué vivan los días que te hacen sentir mágicamente viva! Aunque te duela el cuerpo que arropa al alma infinitamente indolora, aunque te sientas migaja que ya nadie valora.

¡Qué vivan los días en que no se sabe cómo se va a terminar, pero, como quiera que sea, terminado estará, para empezar lo que sigue! Aunque lo que siga sea, una vez más, un día ¡difícil de enfrentar!

Peregrinando en la borrascosa dificultar de la sorprendente vida.

Sabiduría es amar mucho

Comentarios desactivados en Sabiduría es amar mucho

Sabiduría es la palabra con la que se hace referencia a la posesión de profundos conocimientos sobre determinadas materias. Se aplica también a la capacidad de pensar o juzgar con prudencia y equidad y es sinónimo de noticia o conocimiento. En torno a la palabra sabiduría se mueven conceptos como erudición, penetración, intuición, ciencia, ilustración, cultura, instrucción o pericia. Desde un punto de vista teológico la sabiduría se refiere al discernimiento en las cosas de orden sobrenatural.


sabiduriaHay un saber que es conocer una ciencia o arte, tener noticias de algo o de alguien o tener conocimientos o habilidad para hacer alguna cosa. Pero también hay un saber que es tener un determinado sabor.

Tratemos de acercarnos a ella y acariciar sus diferentes semblantes con los dedos de la ternura poética. Desde las diferentes caras de la sabiduría podemos encarar los acontecimientos que la vida nos presenta con otra mirada. Mirar lo que sucede con los ojos de la sabiduría es vaciar nuestra mirada de contenidos, de prejuicios, de temores, de rencores, de ansiedad o de culpa. Mirar lo que sucede con los ojos de la sabiduría es llenar nuestra mirada de sencillez, transparencia, asombro, alegría, inocencia y paz.

La sabiduría es como un camino que nos adentra en el corazón de las cosas. Por eso los pasos han de partir desde el propio corazón. Es preciso enamorarse de este camino, recorrerlo una y otra vez, porque a cada paso, en cada recodo que se descubre, cada nuevo paisaje que se va avistando nos adentra en el reconocimiento de uno mismo y del mundo. La sabiduría es el hilo que nos enhebra a la Vida en un mismo pespunte y permite el bordado de nuestra vida sencilla de cada día en un tejido sin costuras.

No hay arte que supere a los modos creativos de conducir la propia existencia. Las cosas de todos los días, la vida sencilla y cotidiana está llamada a ser nuestro mejor lienzo, nuestra mejor sinfonía, nuestro mejor poema. Vano es el conocimiento que no remedia ningún sufrimiento o que no propicia alegría alguna.

Decíamos también que hay un saber que es tener un determinado sabor. La sabiduría nos permite saber a qué saben un amanecer o una puesta de sol, un saludo, una mirada, una sonrisa, un gesto de entrega, una caricia, las palabras o el silencio. La sabiduría nos permite saborear los matices de cada decisión, de cada encuentro, de cada estación del año, de cada paso que damos, de cada respiración, de cada cosa que comemos, escuchamos, leemos o vivimos. Decía Ignacio de Loyola que “No el mucho saber harta y satisface al ánima, sino el sentir y gustar las cosas internamente”.

El erudito sabe. El sabio sabe lo que sabe y sabe a qué sabe lo que sabe.

Saber es mucho más que conocer.

Sabiduría es amar mucho. Cuando uno comparte lo que sabe, es decir, lo que uno ama, no lo debilita ni lo hace disminuir. El saber que brota y es fuente de amor se expande más cuanto más se comparte y se afianza cuanto más se extiende. Es el amor el saber más auténtico, la más divina de las sabidurías. La Sabiduría lo vuelve todo mágico.

La magia verdadera no es un truco de ilusionismo sino un estado de conciencia, un modo de ver, acercarse, tocar y transformarlo todo que hace titilar las pupilas de un niño. Los niños saben muy pocas cosas pero su alma está recubierta con los visillos de la Sabiduría.

El sabio sabe, en realidad, muy poco: sabe ver cuando mira y oír cuando escucha. Por eso está abierto y disponible para aprenderlo todo de nuevo. El sabio no necesita hablar para compartir lo que sabe: todo él es una revelación permanente de un saber de otra manera. El sabio no añade más palabras o ideas sino silencio entre las palabras y las ideas para que así el conocer se transforme en amar. El sabio es la forma material y limitada en la que se encarna una Sabiduría ilimitada. Todos los corazones sabios tienden a unirse formando un único territorio en el que los latidos se multiplican, como uno solo, para que también puedan oírlo las estrellas.

Peregrinando en la Sabiduría de vivir, de José Toro Alés.
Fotografía de Gregory Colbert.