Jitanjánforas … Nada

Comentarios desactivados en Jitanjánforas … Nada

Aclamada mas sin desear saltar de una mente a la otra, anhelando silenciar toda clase de murmullos nocturnos.  Recita fuerte y clara tu poesía, jitanjánfora gritada por el alma que en desasosiego se queda, silenciosa en el grito. Muda en la calma.

Barbaridades terrenales, sincronías celestiales. Antes y después, como una luz que se rescata en el parhelio. Buscar un subterfugio ante la situación que contundente se planta frente al pensamiento. Nada… queda nada… Brillante y obscura en su total ser, que es nada.

Filiflama… Ambigüedad que alucina entre una muchedumbre que corre hacia la ola regalada por el océano, iluminada por los rayos del sol que se despide de la arena marcada por las pisadas de quienes desaparecerán, antes o después, pero todas sin excepción.

¿Qué es, oh dulce sabor de la gota salada que el mar me regala, este deseo que trémulo me invade, sin precisar me deleita y acaricia el recuerdo en una suave remembranza?

Nada … que de todos modos, la nada es lo más parecido a la eternidad.

diciembre 28th 2016 Joyas de todos los días

Del arrebol de la tarde, al conticinio

Comentarios desactivados en Del arrebol de la tarde, al conticinio

Esperaba, como conticinioquien espera que las nubes grises se disipen y vuelvan a iluminar el camino los rayos del sol; como cuando se evapora la bruma en un frío amanecer; como cuando se abre la mano para recibir una gota de rocío colgada de un geranio.

Esperaba, como para ponerle una nota de color distinto al lienzo que comenzaba a desteñirse por la ausencia de su luz. Esperaba y esperaba… hasta que soltó las amarras y decidió zarpar sola. A fin de cuentas, lo único que necesitaba, lo tenía guardado en el bolsillo más pequeño de su corazón.
Así que, sin prisa, pero sin pausa, se dio a la aventura.

Sempiterno le pareció el suspiro que dejó salir, dejando que la nostalgia lo acompañara mientras el arrebol del cielo enmarcaba su deseo. El tiempo pasó, los suspiros se transformaron en lágrimas y las lágrimas en sollozos que se perdieron en susurros poco antes del conticinio.

Peregrinar azul…

Una bruja

Comentarios desactivados en Una bruja

Es curioso, pero las mujeres prefieren que se les vea como diosas, como princesas, como hadas. Sienten que la comparación con esos seres la hace más encantadoras, más bellas, más atractivas y por lo tanto, podrían ser más amadas. Me pongo a pensar y … veo me parece que las diosas son perfectas, difícilmente un hombre estará a su altura; las princesas: bonitas y débiles, esperan siempre a un príncipe que las acompañe; las hadas no pueden dejar de brillar -dejarían de ser hadas. Pero las brujas… las brujas son la perfecta imperfección y toman ventaja de ello.

Una bruja sabe bruja-solarque el universo la modela. Una bruja sabe que todo lo que sucede a su alrededor está conectado en perfecta sincronía con la energía creadora y también comprende y acepta el hecho de que para poder crear, esa gran energía destruye y transforma, la destrucción es sólo una consecuencia, nunca un objetivo.

Una bruja no pretende ser mejor, ni desea ser más hermosa, ni teme que el tiempo pase y deje huellas, ¡al contrario! En cada uno de sus errores manifiesta deseos de superarse a sí misma, reconoce la belleza de su mágico ser interior, único e irrepetible y lo refleja en cada uno de sus movimientos.  El tiempo es su aliado, lo atesora y guarda cada momento permitiendo que se impregne en su ser todo el conocimiento que de él proviene. Una bruja es eterna, pues aunque su cuerpo perece, su espíritu florece en continuación. Más allá de todo lo que observa, encuentra lo bueno y positivo en cada situación, jamás pierde porque nunca piensa en ganar,simplemente actúa siguiendo ese soplo divino que no necesita explicación.

Sus palabras son siempre sinceras, verdades sin contaminación pues no piensan más allá de su sentir, sus miradas son profundas pues no se detienen en la materia que miran, sino que observan la energía que genera la vida que se presenta ante sus ojos. Caminan como si besaran la tierra que pisan y se mueven dejando que el espacio las acaricie.

Una bruja jamás usaría su conocimiento como un prendedor para decorar su ego, antes bien, guardará silencio para mantener en secreto su poder infinito.

Peregrina, ciclo 52.
 

 

Escríbeme un cuento

Comentarios desactivados en Escríbeme un cuento

Escríbeme un cuento, le decía.

Escríbeme un cuento que describa el secreto de tus sentimientos.

A veces, sus palabras caían en un extraño vacío de tiempo en el que quedaban suspendidas… atrapadas en el tintero. Pero otras veces, sus plegarias eran escuchadas y, mientras la luz oliva y fuego de sus ojos recorría las huellas de tinta dejadas sobre el papel rugoso, su imaginación trazaba siluetas  que se transformaban en imágenes dentro de su mente. 

lectora

Imágenes que danzaban siguiendo la cadencia de las palabras mientras los  párrafos, en movimientos lentos que se iban esfumando en su memoria, susurraban suavemente melodías que se transformaban en silencios que su cuerpo trataba de recuperar, como si fuera posible quedarse con cada punto, con cada coma… atrapar cada instante, suspendido como los puntos que dejan abierta una idea, incompleto un

pensamiento

 (Abría paréntesis que no se cerraban jamás…

Cada palabra escrita iba tomando un espacio especial, creando sensaciones que la hacían escapar del encierro en el que la fortuna de su estrella la había colocado y corrían hasta poder vivir esas fantasías pensadas para ella, por lo que ella significaba, o lo que ella creía ser dentro de la fantasía de quien, al leer esa petición, besaba con los pensamientos, el recuerdo que se plasmaba en alegóricas historias, siempre anónimas, siempre distantes, siempre imaginarias.

Realidades nacidas de silenciosos deseos frustrados.
Peregrina

 

>>Pintura de Lord Frederic Leighton, “Estudiando frente a un atril”,  Inglaterra 1877<<

Desatando sueños trenzados

Comentarios desactivados en Desatando sueños trenzados

lady-lilith-gabriel-rossettiA nadie muestro la verdad que se enreda en mis cabellos; antes bien la trenzo y delicadamente la trenzo y la escondo entre los lazos que atan los rizos deseosos de sortear mi espalda, cayendo por sobre mis hombros.

Cuando la noche llega, los deseos empiezan a desenredarse, escapando despreocupadamente entre los lazos que los tuvieron atados durante el día, es entonces que,  cada uno de los rizos, empieza a soltar los pensamientos, los deseos, esos anhelos y evocaciones que estaban cautivas…

Mis manos acarician mechones de pelo, poco a poco, suavemente, como si fueran hilos de seda que mis dedos van devanando. ¿Cuántos misterios, cuántos secretos se esconden entre mis cabellos?

La belleza de cada mechón que cae sobre mis hombros y enmarca la delicada curva de mis senos, es la silenciosa manifestación de mis deseos… Caricias, delicados roces de la punta de su lengua… Evoco su calidez, la dulzura de su cercano aliento que se esconde entre la nuca y un ensortijado mechón que se niega a ser atado en cualquier trenza.

Peregrina.

>>Lady Lilith, pintura de Dante Gabriel Rossetti, 1866<<

Danny Boy … ¡No perdamos la cabeza!

Comentarios desactivados en Danny Boy … ¡No perdamos la cabeza!

“Danny Boy” es una canción irlandesa, una de esas piezas tan antiguas que se pierden en los orígenes de la cultura Celta. Los registros  se pierden en 1855, y la relacionan con otra composición, aún más antigua, ‘Aire de Derry’ en recuerdo de una ciudad de Irlanda del Norte.

No es la música lo que me movió a escribir estos párrafos, sino el cortometraje de Marek Skrobecki,  director polaco que ha desarrollado una técnica de cine animado muy peculiar; la tercera vez que trabaja con elementos de 3D, con muñecos hechos de látex, plástico, tela y plastilina. La configuración tridimensional de la película transmite sensaciones abrumadoras.   Pero más allá de la técnica de animación, es la historia que cuenta en el corto titulado Danny Boy, con el que obtuvo más de 17 premios internacionales.

Impactante, desde el primer momento. Conforme avanza la historia, la zozobra aumenta y es sobrecogedora la sensación de ver que es un espejo de la realidad que vivimos: seres pensantes que deciden dejar de pensar. Vivimos en un mundo así, tal cual. La tristeza, la falta de color, la insensibilidad que rodea a Danny Boy, el único que nota la realidad que lo rodea.

Solemne el punto en el que la voz desenreda las palabras de una canción tan antigua, con tanta memoria colectiva.

Me abatió el final… me dejó desconsolada… Perder la cabeza por pertenecer … ¿El amor le hizo perder la cabeza, o fue la desolación e impotencia de no poder hacer nada para que los demás vean y decidan vivir?

Peregrina… Consciente de no querer perder la cabeza por ninguna razón.

 

La relatividad del tiempo…

Comentarios desactivados en La relatividad del tiempo…

rosas-tiempo

Cada momento tiene la extensión de tiempo exacta que el corazón necesita.

Peregrina.

La bailadora

Comentarios desactivados en La bailadora

bailarina

¡Ardores, aromas y ritmos mantienes
en plural encanto y en prestigio vario,
y ardes y perfumas, en lentos vaivenes,
como un incensario!

José Juan Tablada

Peregrinando en la danza

Erotismo sublime * Eivar Moya

Comentarios desactivados en Erotismo sublime * Eivar Moya

eivar moya-el besoImágenes que entre los trazos encierran sentimientos, sensaciones, momentos que seguramente ha sido vividos por el observador que se siente fuertemente atraído por la evocación que provoca el trazo; la exaltación del amor físico en el arte, con un estilo dotado de extremada nobleza, elegancia pero también dolor y frustración.

eivar moya-erotico

 

 

Eso es lo que me hace sentir la apreciación de algunas de las obras del pintor Eivar Moya, artista Colombiano que da una sensación de búsqueda de la expresión del cuerpo, jugando con luces y sombras en las miradas y composiciones musculares que se ven influenciados por maestros clásicos, como tratando de plasmar la divinidad en el ser humano.

eivar moya-sin titulo

 

 

Al ver su obra, se puede comprender como fue posible que tres meses de terapia intensiva tras un coma, no bastaran para detener a este autor que sigue trazando sensaciones y tocando sensibilidades más allá de la realidad de las galerías, en espacios virtuales como esta ventana.

eivar moya-crónica urbana

Eivar Moya.   Para conocer más sobre él

Peregrina.

marzo 30th 2016 Joyas de todos los días

Hereros, la tradición está siempre caminando

Comentarios desactivados en Hereros, la tradición está siempre caminando

Hace unas semanas visité la exposición de Sergio Guerra, un fotógrafo brasileño que convivió con los Hereros, etnia angoleña que vive en la inmensidad de las tierras áridas sin que nunca el  agua lave su piel que siempre está delicadamente protegida por aceites y fango.    Seres que respetan inmensamente a cada ser que len rodea, porque saben que de ellos depende su propia vida. La familia es el centro de su comunidad.   Cuando un bebé nace, tres mujeres lo acompañan y en el momento que su cuerpo toca la tierra con la que lo limpiarán sabe que nunca estará solo…

Las imágenes captadas por la lente de Sergio Guerra, me conmovieron profundamente tocando mis sentidos con los tonos ocre que enmarcan las miradas profundas, hereros sergio guerrasencillas y amorosas de cada uno de los rostros que invitan a conocerlos, a saber cuál es el secreto de esa paz que se encierra en la comisura de sus bocas.

 

“Somos un pueblo que ha recorrido un largo camino. Nuestras raíces vienen del Pueblo Muherero, llamados ahora Hereros. Todos nosotros venimos de un solo lugar y hemos cruzado muchas regiones. Pasamos por Botsuana y por Namibia y llegamos a Angola. Somos una familia. Con nosotros, llevamos nuestra Tradición, que es lo más importante. Que es el fin de todo.

¿En la vida?
hereros pastores ancestralesQueremos bueyes. Queremos que caiga la lluvia, para que éstos sobrevivan. Me preocupa mi padre, quien me dio bueyes para que los criara, y mi madre, que me nació.
Dormimos y amanece. Ordeñamos la leche, nos llevamos a los bueyes del corral al capim (pasto) y nos vamos a pastorear. Le damos agua al ganado, volvemos al sambo (aldea) y arreglamos las cercas. Dejamos que mamen los cabritos y volvemos a sacar leche. Anochece. Cuando vuelve a amanecer, todo se repite.

Encendemos el fuego todos los días, por la mañana y por la noche. No sólo para cocinar, sino también para nuestro bienestar. Nos dedicamos mucho a los animales. Son ellos lo más valioso que poseemos, éste conocimiento lo encontramos en nuestros antepasados. Son lo que nos permite vivir, nuestra fábrica. Nuestra vida.

Para que todos estemos a gusto, le damos un buey a una persona de nuestra familia. Si algún día hay un problema en nuestro sambo , nos dirigimos a aquella persona a la que le dimos el buey. Es como un banco, así funciona nuestro “dinero”. La riqueza, si está siempre en las mismas manos, se gasta muy rápido. Si tenemos a todos los bueyes en un sólo sambo y aparece una enfermedad, puede acabarse todo. Por ello, debe distribuirse entre amigos, nietos, sobrinos e hijos. Es por ello por lo que no se acaban, aquí, los bueyes.

niños y mujeres muhimbasPero cuando no cae la lluvia, tenemos que ayudar a aquellos que tienen mayor necesidad. Hoy somos ricos porque nos ayudamos los unos a los otros. Quien no tiene nada que comer, debe pedirle ayuda al prójimo. Traer a sus animales al capim del otro, para salvarlos… Nunca debemos expulsar a alguien de nuestro sitio si esa persona necesita ayuda. Cuando llegue la lluvia, ella volverá a su aldea.

Con nuestros corazones, pensamos que cuando hay lluvia ocurren todas las cosas buenas que queremos: nuestro corazón se sosiega. Es, la lluvia, lo principal de nuestra vida. Nos permite salir de aquí e irnos allá arriba a cultivar. Tener maíz, frutos silvestres y capim para nuestros animales.
Este nuevo tiempo está cambiándonos, sin control, y a nosotros nos gusta nuestra Tradición.

Cuando se habla del desarrollo de un pueblo, nuestros hijos creen que eso significa ponerse ropa y comprarse coches. Lo cual es abandonar la Tradición. Si no estamos atentos, si no sabemos hablar con ellos, podemos perderla.

hereros - niñoNosotros enseñamos la Tradición y los niños la miran como si se tratara de cuentos. Quizá, cuando vayan a la escuela, acaben sabiendo más que nosotros. Pero quien es educado en la escuela no dejará la Tradición, no va a abandonar su origen.

Me paso todo el día cortando madera para construir una escuela para mi Pueblo. Quiero hacer que mi tierra tenga otra conciencia. La gente de aquí, aunque no haya estudiado, entiende las cosas. Aquí, por ejemplo, no hay malhechores que matan a la gente o ladrones que matan para robar.

En nuestra Tradición, nunca abandonamos a nuestra familia.”

Este es un video realizado por el mismo Sergio Guerra que comparte textos e imágenes, estáticas y en movimiento que transportan hasta ese lugar en el mundo en donde viven los Hereros … Hay gente buena en el mundo … mucha gente buena…Hereros Angola

Peregrina.