Luna

Comentarios desactivados en Luna

La luna es… ¡Masculino!

Descubrir que mi referente femenino por excelencia es la representación masculina de la energía según la tradición árabe-romaní, ha sido … Desconcertante…

Luna… A sus pies he dejado secretos, sueños, anhelos, virtudes y pecados. Luna… Me sentido siempre tan identificada con sus ciclos, la influencia de su redondez y su lenta desaparición, para volver a surgir de la sombra.  No es fácil identificar como símbolo masculino, a un referente que es el femenino por excelencia en las tradiciones en las que me he formado. 

No es sólo eso. Ha sido también desconcertante escuchar que la Luna, según la tradición árabe, ¡no mengua! Siendo masculino, solamente crece, ¡siempre crece!

No puedo trasladar toda esa ideología a mi danza. No me siento cómoda pensando en que Luna es un elemento masculino que rige mi condición de bailarina, en la que manifiesto todo lo femenino que hay en mí. Al bailar, mi femineidad llega a su máxima expresión en cada uno de mis movimientos y se siente totalmente identificada con la redondez plena de la Luna llena y mengua y renace en los ciclos de la expresión de mis caderas cuando recorren círculos y semicírculos que la evocan.

Luna será para mí la manifestación más femenina de la luz en el cielo: la contemplación de su redondez llena mi semblante y me acojo a su presencia cuando la veo reinar plena y majestuosa en la infinita negrura del cielo nocturno. Luna me acuna cuando mengua, me desvela cuando resplandece y me hipnotiza cuando desaparece…

Definitivamente, me sigo identificando con la parte más femenina de la redondez de la luna y su encantador hechizo brillante.

Peregrina lunar.

Una bruja

Comentarios desactivados en Una bruja

Es curioso, pero las mujeres prefieren que se les vea como diosas, como princesas, como hadas. Sienten que la comparación con esos seres la hace más encantadoras, más bellas, más atractivas y por lo tanto, podrían ser más amadas. Me pongo a pensar y … veo me parece que las diosas son perfectas, difícilmente un hombre estará a su altura; las princesas: bonitas y débiles, esperan siempre a un príncipe que las acompañe; las hadas no pueden dejar de brillar -dejarían de ser hadas. Pero las brujas… las brujas son la perfecta imperfección y toman ventaja de ello.

Una bruja sabe bruja-solarque el universo la modela. Una bruja sabe que todo lo que sucede a su alrededor está conectado en perfecta sincronía con la energía creadora y también comprende y acepta el hecho de que para poder crear, esa gran energía destruye y transforma, la destrucción es sólo una consecuencia, nunca un objetivo.

Una bruja no pretende ser mejor, ni desea ser más hermosa, ni teme que el tiempo pase y deje huellas, ¡al contrario! En cada uno de sus errores manifiesta deseos de superarse a sí misma, reconoce la belleza de su mágico ser interior, único e irrepetible y lo refleja en cada uno de sus movimientos.  El tiempo es su aliado, lo atesora y guarda cada momento permitiendo que se impregne en su ser todo el conocimiento que de él proviene. Una bruja es eterna, pues aunque su cuerpo perece, su espíritu florece en continuación. Más allá de todo lo que observa, encuentra lo bueno y positivo en cada situación, jamás pierde porque nunca piensa en ganar,simplemente actúa siguiendo ese soplo divino que no necesita explicación.

Sus palabras son siempre sinceras, verdades sin contaminación pues no piensan más allá de su sentir, sus miradas son profundas pues no se detienen en la materia que miran, sino que observan la energía que genera la vida que se presenta ante sus ojos. Caminan como si besaran la tierra que pisan y se mueven dejando que el espacio las acaricie.

Una bruja jamás usaría su conocimiento como un prendedor para decorar su ego, antes bien, guardará silencio para mantener en secreto su poder infinito.

Peregrina, ciclo 52.
 

 

Luna Azul, tan mágica como tú quieras

Comentarios desactivados en Luna Azul, tan mágica como tú quieras

luna azulLa Luna, tan cíclica, tan precisa… tan femenina… tan bruja. Sin descanso va y viene, crece y decrece en su gracioso hacer el amor con el Sol cada 28 días. Pero, caprichosa como todo lo femenino, deja que ciertas variaciones del calendario algunas veces se da que durante un mismo año se pueden llegar a tener 13 lunas llenas en vez de 12.

Las Brujas y la Luna. Dicen que la Luna está llena durante tres días seguidos: la Luna llena Ninfa brilla en la noche antes de alcanzar todo su esplendor; la Luna llena Reina es la Luna llena propiamente dicha ; y la Luna llena Bruja ilumina la noche siguiente. Durante estas tres noches hemos de honrar la belleza y el poder de la Luna.

La Luna Azul se produce cuando la Luna dentro de su ciclo de 28 días aparece dos veces dentro del mismo mes del calendario, debido a la duración de 31 días de dicho mes. Este por consiguiente es un fenómeno fuera de lo común que ocurre sólo una vez cada pocos años. De ahí la frase, “una vez en una luna azul”. La nombran Azul porque, cuando hizo erupción el volcán Karakatoa, la segunda Luna Llena de ese mes iluminaba la noche y las cenizas del volcán le dieron ese tono azulado, desde entonces tomó su nombre de Luna Azul.

Hay quienes dicen que las lunas azules son buenas para la adición de energía a esos objetivos deseados, son especiales para adquirir mayor conciencia espiritual, y para ajustar nuestras prácticas de adivinación. Otros están convencidos de que la energía de la Luna Azul se presta muy bien para el establecimiento de objetivos e intenciones.

Yo, creo que la Luna Azul es tan mágica como cada uno crea. Para algunos puede tener la doble carga de la Luna Llena, hay para quienes es tan mística como una oración, o quienes esperan el tiempo con tal devoción que conjuran en esta noche los hechizos más especiales. Para algunos, una Luna Azul es una Luna de objetivos.

La magia de una Luna Azul está en el corazón de cada quien. Cada uno de nosotros sabe qué tan azul es su vida, qué tan azules son sus noches y qué tan azules son sus lunas.

Las mías, siempre muy azules, siempre muy hechizadas.

Yo en el vientre de mi abuela

Comentarios desactivados en Yo en el vientre de mi abuela

Todos nosotros somos parte de nuestros antepasados, tenemos los genes de nuestros ancestros. Nuestro DNA es la historia genética de todos y cada uno de los seres que han existido para que podamos estar en este momento aquí, leyendo esto.

Cuando un ser humano hembra está completamente formado dentro de su madre, tiene en sí todos los óvulos que en algún momento serán desechados durante la menstruación o bien, fecundados por un espermatozoide. Por lo tanto, uno de los óvulos de mi madre, cuando ella estaba en el vientre de mi abuela era … ¡yo!  Yo estuve en el vientre de mi abuela.  TODAS estuvimos en el vientre de nuestra abuela. Ciclos, vida, secuencia y consecuencia…

Encontré este escrito de Ximena Noemí Ávila Hernández en www.cantarosagrado.cl/ me pareció muy adecuado para honrar al femenino fluir del universo.

Yo reconozco a la niña que hay en mi
Yo reconozco a la mujer que hay en mi
Yo reconozco a la mujer que es mi madre
Yo reconozco a la mujer que es mi abuela
Yo reconozco a todas las mujeres que habitan en mi
Yo pido perdón a la niña que hay en mi
Yo pido perdón a la mujer que hay en mi
Yo pido perdón a la mujer que es mi madre
Yo pido perdón a la mujer que es mi abuela
Yo pido perdón a todas las mujeres que habitan en mi
Yo perdono a la niña que hay en mi
Yo perdono a la mujer que hay en mi
Yo perdono a la mujer que es mi madre
Yo perdono a la mujer que es mi abuela
Yo perdono a todas las mujeres que habitan en mi
Yo agradezco a la niña que hay en mi
Yo agradezco a la mujer que hay en mi
Yo agradezco a la mujer que es mi madre
Yo agradezco a la mujer que es mi abuela
Yo agradezco a todas las mujeres que habitan en mi
Yo amo a la niña que hay en mi
Yo amo a la mujer que hay en mi
Yo amo a la mujer que es mi madre
Yo amo a la mujer que es mi abuela
Yo amo a todas las mujeres que habitan en mi
Yo honro a la niña que hay en mi
Yo honro a la mujer que hay en mi
Yo honro a la mujer que es mi madre
Yo honro a la mujer que es mi abuela
Yo honro a todas las mujeres que habitan en mi.

Honrando mi peregrinar…

Peregrina.

Imbolc ~ la Diosa despierta

Comentarios desactivados en Imbolc ~ la Diosa despierta

La tierra está helada y la Diosa duerme… pronto despertará. Este es el tiempo de la fiesta de antorchas. Cuando cada lámpara arde y brilla para darle la bienvenida al renacimiento del Dios. Celebro a la Diosa, celebro al Dios, toda la Tierra celebra debajo de su manto de sueño. ¡Luz para la oscuridad!, Ahora el Dios padre ha alcanzado el cenit de su viaje, él gira para darle la cara a la Diosa madre, aunque separados ellos son uno. Jazmín, sándalo, olíbano y rosas.

Imbolc

Peregrinando en Imbolc.

febrero 2nd 2014 Joyas lunares

¿Cuántos?

Comentarios desactivados en ¿Cuántos?

Imagino contar cuántas gotas de lluvia caben en mi mano abierta.

Me ilusiona pensar cuántos rayos de luna rozan mis cabellos en las noches que te sueño.

No alcanzo a sospechar cuántos copos de nieve cubrirían mis deseos para lograr enfiarlos.

Quisiera poder contar cuántos haces de luz te bañan y componen tu sombra, cuando te acaricio al amanecer.

Utópica realidad de un alma enamorada.

Peregrina

Señora de la Luna

Comentarios desactivados en Señora de la Luna

Maravillosa señora de la Luna,


Tú que das la bienvenida al anochecer con besos plateados;


Señora de la noche y de todas las magias,


Quien recorre las nubes en cielos ennegrecidos,


Y vierte luz sobre la fría tierra,


Oh Diosa lunar, la creciente,


Quien hace y deshace sombras;


Reveladora de misterios pasados y presentes:


Quien atrae los mares y gobierna las mujeres


Madre lunar infinitamente sabia,


Doy la bienvenida a tu joya celeste


En el creciente de tus poderes


Con un rito en tu honor


Rezo por la Luna…

Peregrina

De Daniela Ovtcharov, pintora búlgara “La chica del vestido azul”

Primavera y Otoño

Comentarios desactivados en Primavera y Otoño

Este año,
la primavera trajo una singular lluvia
de semillas de ceiba.

Ahora, el otoño llega y me sorprende con el revoloteo de mariposillas blancasAmbas bellísimas, transparentes y misteriosas… ciclos secretos de la naturaleza.

En la contemplación de lo inusual,
Peregrina.

Ramadán, tiempo de oración en días de revolución

Comentarios desactivados en Ramadán, tiempo de oración en días de revolución

~

Ramadán es el noveno mes del calendario musulmán que es lunar e inicia con el primer cuarto creciente de luna, apenas la luna nueva deja de ser invisible en el cielo.

Este año, desde el 1 de agosto y durante todo el mes el mundo islámico se llevan a cabo los ayunos y períodos de oración constante que terminará con el festejo del Eid ul-Fitre celebrando con comida bebida y festivales que duran por varios días.

El Ramadán 2011 será particularmente especial para varios países musulmanes que viven tiempos de cambio y revoluciones de pensamiento político.

Que la paz interior prevalezca y se deje sentir en los corazones y las vidas de todos nuestros hermanos musulmanes y de cualquier otra religión.

Peregrina

Magia de Primavera

Comentarios desactivados en Magia de Primavera

Contemplar la Luna llena es una experiencia mágica, pero este mes, su intenso resplandor en perigéo me maravilló hasta hacerme sentir escalofríos. El viento constante mantenía a las nubes en danza continua, una danza que ha marcado el ritmo de este mes. Selene estuvo cerquita de Gea; tan cerquita, que era posible mirar sus detalles sin un telescopio, apenas 356.577 kilómetros de nuestros ojos, ¡casi nada si pensamos en los años luz que nos separan de otros astros! Su brillo embelleció las noches tibias que abrazaron la llegada de la Magia de Primavera.

Una primavera que espació bendiciones liberadoras del alma. Se cumplió un ciclo irregular de floración de las ceibas que cada 10 años aproximadamente dan un fruto que madura y el viento se encarga de esparcir por doquier.  Algodones que vuelan sin rumbo, posándose suavemente sobre las rocas, sobre los prados, sobre la tierra, las semillas caerán después cuando ya los algodones se desprendan completamente, están ahí, en el árbol, esperando el momento de poder germinar, encerrando la esperanza de convertirse en frondosos y enormes árboles sagrados.

Hay leyendas, tradiciones, historias que pasan volando como los algodoncillos de la ceiba y se posan sobre la imaginación de quien los escucha. Pero también hay historias que no se cuentan, historias que se guardan y esperan su momento para ser contadas, o enterradas en el recuerdo de una mente sola.

La Primavera trae siempre frescura de colores y deseos de renovación. Esta primavera ha sido intensa pero silenciosa, como los algodoncillos al caer… son tantos y tan silenciosos…

Estoy sumergida en la lectura de una de esas historias que debieran quedarse en el silencio de la memoria…
Peregrina.