Danny Boy … ¡No perdamos la cabeza!

Comentarios desactivados en Danny Boy … ¡No perdamos la cabeza!

“Danny Boy” es una canción irlandesa, una de esas piezas tan antiguas que se pierden en los orígenes de la cultura Celta. Los registros  se pierden en 1855, y la relacionan con otra composición, aún más antigua, ‘Aire de Derry’ en recuerdo de una ciudad de Irlanda del Norte.

No es la música lo que me movió a escribir estos párrafos, sino el cortometraje de Marek Skrobecki,  director polaco que ha desarrollado una técnica de cine animado muy peculiar; la tercera vez que trabaja con elementos de 3D, con muñecos hechos de látex, plástico, tela y plastilina. La configuración tridimensional de la película transmite sensaciones abrumadoras.   Pero más allá de la técnica de animación, es la historia que cuenta en el corto titulado Danny Boy, con el que obtuvo más de 17 premios internacionales.

Impactante, desde el primer momento. Conforme avanza la historia, la zozobra aumenta y es sobrecogedora la sensación de ver que es un espejo de la realidad que vivimos: seres pensantes que deciden dejar de pensar. Vivimos en un mundo así, tal cual. La tristeza, la falta de color, la insensibilidad que rodea a Danny Boy, el único que nota la realidad que lo rodea.

Solemne el punto en el que la voz desenreda las palabras de una canción tan antigua, con tanta memoria colectiva.

Me abatió el final… me dejó desconsolada… Perder la cabeza por pertenecer … ¿El amor le hizo perder la cabeza, o fue la desolación e impotencia de no poder hacer nada para que los demás vean y decidan vivir?

Peregrina… Consciente de no querer perder la cabeza por ninguna razón.

 

La relatividad del tiempo…

Comentarios desactivados en La relatividad del tiempo…

rosas-tiempo

Cada momento tiene la extensión de tiempo exacta que el corazón necesita.

Peregrina.