Sortilegios

Add comments

Se puede pintar un poema y entonar una canción nunca antes cantada.  Entre colores, las imágenes como notas y las notas como palabras -entre sombras y luces, van pronunciando conjuros,  huellas imperceptibles que a través del tiempo son vislumbradas ocasionalmente por aquellos espíritus que buscan la salida del hechizo en el que viven.

Para escapar del encantamiento, se deben emplear todos los sentidos para poder alcanzar el máximo placer; concentrar toda la atención en cada sensación, para poder deleitar al alma hasta el punto de perderse en un éxtasis exquisito. Es entonces que los hilos invisibles del sortilegio empiezan a desenredarse, ya que el gozo ilumina el presente sin dejar más espacio para evocar nostalgias.

Hay tantas almas perdidas en el espejismo del amor… Peregrinando.

Oleo del pintor chino Hu-Jundi “Story of a girl and a crane”. La belleza del clásico trazo de la acuarela china, con un estilo impresionista de sutil transparencia. Historias contadas con colores, luces y sombras.

Comments are closed.