Lo que refleja el arte, un círculo infinito

Comentarios desactivados en Lo que refleja el arte, un círculo infinito

No apreciarás bien el arte hasta que no aprecies mejor lo que refleja.  Por ahí leí esta frase de John Ruskin, un crítico de arte que apreciaba la vida según la perspectiva que se le presentaba a finales del siglo XIX.

El arte nace y se fortalece a partir de la admiración de la realidad que rodea al artista, que en su diario vivir, va teniendo secuencias de exaltación y de desaliento.  El espíritu busca la forma de comunicarse, de tocar y ser tocado a través de los ojos del espectador.

El tiempo va construyendo en los pensamientos, los sueños que pueden o no tornarse en realidades, conforme los paisajes y pasajes de la vida van entrando a través de los sentidos y perforan el alma del artista, dando forma a la necesidad de vacío, como si toda esa información fuera una carga que necesita sacar de sí, entonces el silencio en el que se recibe, explota en un grito de creatividad que regala al mundo la unidad de todos los sentimientos generados por las vivencias.

Las pinturas, los escritos, el arte creado vivirá por siglos, sin embargo, los momentos que generaron cada pensamiento creativo se pierden en la memoria del artista, que plasma el instante a partir, no del instante mismo, sino de su propia sensibilidad.

En una pintura como La Muerte de Ophelia , la belleza del cuerpo inerte que flota entre las flores recién cortadas, encierra más de lo que mis ojos o tus ojos pueden contemplar.  Más allá del agua cristalina que moja los encajes del vestido de la joven, se encierra la tragedia de una novela de Shakespeare inspirada por el drama de personas que probablemente vivieron los instantes sin la belleza de la pureza del rostro que contemplamos gracias a la imaginación de John Everett Millais.

¿Cómo es posible admirar la muerte de una mujer y enamorarse de su belleza? Lograr ver en la expresión inanimada un suspiro que parece un éxtasis.

El arte es la transmisión de la belleza reflejada en el espíritu creador.  El  observador se aleja del mundo y el objeto observado de su materia.  Entonces, el observador pasa a ser observado a través de su obra en la que propone una nueva idea, despierta nuevas sensaciones y se recrea en la imaginación del nuevo observador.  El artista pasa de ser observador a ser observado, de ser creado a creador creativo.

Cada idea que se queda encerrada en nuestros pensamientos, es una obra no nacida.  Cada propuesta que se mantiene en silencio, un puente troncado que no lleva a ninguna parte.  Cada sentimiento reprimido, se convierte en la fuerza que hace que el miedo opresor reine en el laberinto de las pasiones ahogadas.

La creatividad es la manifestación del espíritu, en cualquiera de sus expresiones artísticas.  La belleza que encierra cada obra, deberá ser apreciada con objetividad, tratando de ver más allá de la primera impresión que una simple imagen pueda causar.  La vida es una paleta de sentimientos y sensaciones tan amplia como el arte mismo.

Buscando la belleza en cada punto y coma,
Peregrina.

Una visión interesante de los pintores Prerrafaelistas, Millais y otros.

¿Qué siente mayo, qué siente el calor verde?

3 Comentarios »

Sentir

Sentir. La tierra que gira porque siente
el espacio estrellado. Y el mar y el mundo
y el minúsculo tallo de la hierba.
Sentir el tiempo cayendo gota a gota,
desesperadamente.

(¿Qué siente mayo, qué siente el calor verde?)
Sentir la lluvia y su tambor de piedra
y la naranja en su planeta solitario
lleno de aromas amarillos.
Sentir más cerca, dentro y fuera del cuerpo,
con lo que queda en él de nuestros padres;
oír sus voces llamándose en la nuestra.
(¿Qué siente la nube en la ventana
cuando los ojos la detienen?)
Sentir. Los astros más y más se redondean
gravitando en sus azules sentimientos.
Sentir, sentir a pesar de la ciudad,
contra los vahos de su anestesia,
con la infancia que aún corre por la sangre,
con la magia del sueño;
apartar de la carne sus viejos bueyes de opio
hasta que se despierten.

Bellísimas las palabras del poeta venezolano Eduardo Montejo. El calor verde de mayo… ¡Qué originalidad para describir algo que generalmente imaginamos del color del fuego! ¿Qué siente mayo? Calor de primavera en plenitud. Calor para sentarse a contemplar y sentir la belleza verde de mayo.

Gracias a Alfredo Algargos por la imagen del pintor William Reynolds “Verano”.

Peregrina.

 

La Ópera Imaginaria: Cenicienta

Comentarios desactivados en La Ópera Imaginaria: Cenicienta

Para la cuarta de las doce Joyas de la Ópera elegí un cuento de hadas. Stephen Palmer dirige el corto “Cendrillon” musicalizado con el aria “Questo è un nodo avvilippato”

También conocida como La bondad triunfante es la versión para ópera del cuento de Charles Perrault escrito en el siglo XV al que Rossini adapta para el público operístico dejando a un lado todo lo sobrenatural e infantil. Entonces, la historia se desarrolla en la casona del barón Don Magnífico de Monte Fiscone que tiene dos caprichosas y poco agraciadas hijas: Clorinda y Tisbe. Angelina a quien llaman Cenicienta es sirvienta en ese lugar.

Un buen día el propio príncipe decide invitar a sus súbditos a una fiesta para elegir consorte. Disfrazado de su sirviente llega a la casa de Don Magnífico y ve a la bella sirvienta, y el amor salta sobre ambos. Por supuesto, las hijas de Don Magnífico están de acuerdo que un sirviente es alguien aceptable para la pobre Cenicienta.

Cuando Clorinda y Tisbe están en el baile, Don Ramiro, prícipe de Salerno, le hace llegar a Angelina un vestido para asistir al baile. ¡Cuál es la sorpresa de todos al ver que el sirviente es el príncipe y el príncipe el sirviente que baila con la bella Angelina!

Dale pausa al iPod de la derecha para que no interfiera con este video.

Ni calabazas ni ratones…
Peregrina.

Ley de la Divina Proporción

2 Comentarios »

La divina proporción, también conocida como la proporción áurea o número de oro se estudió desde la antigüedad; su existencia se remonta alrededor del año 3200 a.C. Durante el renacimiento, la proporción áurea se empleó tanto en las artes plásticas como en la arquitectura. El gran Leonardo hizo las ilustraciones para una disertación publicada por Luca Pacioli en 1509 titulada De Divina Proportione. Este libro contiene los dibujos hechos por Da Vinci de los cinco sólidos platónicos. Es probable que fuera el propio Leonardo quien diera por primera vez el nombre de “sectio aurea”.


En “El Cristo de San Juan de la Cruz” pintado por Salvador Dalí en 1951 se observa la perspectiva basada en esa antigua ley renacentista. Esta situación unida a la falta de elementos dramáticos que aparecen en la mayoría de las imágenes de la Crucifixión, como la sangre o las heridas, ponen de manifiesto una serenidad de la Ascensión: Cristo proyecta su presencia sobre toda la tierra, partiendo de un paisaje de Port-Lligat, lugar en el que Salvador Dalí compartía su vida con Gala.

Esta particular percepción fue idea original de San Juan de la Cruz. Salvador Dalí estuvo en contacto con la imagen conservada en el Monasterio de la Encarnación de Ávila y de ahí surgió la idea de esta genial obra que pertenece a la época mística-clásica del “divino” Dalí que comenzó en los años 40.

Según la apreciación de Pablo Picasso, “…Dalí es el último pintor renacentista que le queda al mundo”.

Comparto la opinión del maestro Picasso,
Peregrina.

La Cappella degli Scrovegni ~ Giotto

Comentarios desactivados en La Cappella degli Scrovegni ~ Giotto

En la ciudad de Padova, al norte de Italia existe una pequeña capilla, en la que se resguarda la obra maestra de la pintura del “Trecento Italiano”. La obra que ahí se expone está considerada como el ciclo más completo de afrescos realizados por el maestro toscano Giotto. La luz, el color, la poesía, la íntima emoción presente en su obra se transmite a quien la contempla.

El hombre y Dios. El sentido de la naturaleza y de la historia, el sentido de la humanidad y de fe se mezclan para narrar de manera única e irrepetible la historia de la Virgen y Cristo.

Los afrescos de la capilla fueron terminados por Giotto al inicio del 1306. El ciclo pictórico de la Capilla se desarrolla en tres temas principales: episodios de la vida de Joaquín y Ana, episodios de la vida de María y episodios de la vida y muerte de Jesús. Bajo los afrescos, una serie de recuadros ilustran alegorías de los vicios y las virtudes.

Una joya medieval para contemplar, entre leyendas de pastores del siglo XIV, cuando el Maestro Cimabue descubrió al joven Giotto diseñando con un pedazo de carbón las imágenes de sus ovejas en las piedras del campo mientras las pastoreaba. Desde entonces lo llevó a su taller como aprendiz y ayudante. El aprendiz que en una ocasión dibujó una mosca sobre la nariz de un personaje pintado por Cimabue quien, ante la perfección de la mosca, intentaba espantarla con movimientos de la mano.

Leyendas que sobreviven de boca en boca desde el medievo,
Peregrina.

Il Cenacolo ~ Leonardo Da Vinci

Comentarios desactivados en Il Cenacolo ~ Leonardo Da Vinci

Mateo Bandello, era novicio del convento de Santa María delle Grazie. Durante los diez años que le tomaron al Maestro realizar “Il Cenacolo”, observaba desde un ángulo del ofertorio y escribía algunos detalles que llamaban su atención mientras lo veía trabajar: “Llegaba bastante temprano, se subía al andamio y se ponía a trabajar. A veces permanecía sin soltar el pincel desde el alba hasta la caída de la tarde, pintando sin cesar y olvidándose de comer y beber. Otras veces no tocaba el pincel durante dos, tres o cuatro días, pero se pasaba varias horas delante de la obra, con los brazos cruzados, examinando y sopesando en silencio las figuras.

También recuerdo que en cierta ocasión, a mediodía, cuando el sol estaba en su cenit, abandonó con premura la Corte Vecchia, donde estaba trabajando en su soberbio caballo de barro, y, sin cuidarse de buscar la sombra, vino directamente a Santa Maria delle Grazie, se encaramó al andamio, cogió el pincel, dio una o dos pinceladas y se fue”.

Leonardo Da Vinci, no trabajó sobre un afresco sino que pintó con óleo sobre el yeso seco, técnica experimental que provocaría un rapidísimo deterioro del mural; lo que ha provocado que sufriera varias restauraciones tras diversos acontecimientos, entre ellos, varias inundaciones de la ciudad de Milano, la incorporación de una puerta en la sala (1652) justo debajo de la mesa del mural, por lo que se tuvieron que eliminar los pies de varios personajes, después se dió la invasión del ejército francés en 1797 durante la cual se utilizó la sala ¡como establo! Por último, los bombardeos de los aliados en 1943. En 1977 se efectuó una restauración minuciosa, sin embargo se considera que gran parte de la superficie original se ha perdido.

En La Ultima Cena, es posible admirar personajes reales, diseñados a partir de rostros de modelos reales, entre ellos el mismo Leonardo. Emociones humanas magistralmente plasmadas más allá del plano físico: incertidumbre, estupor, ira, miedo… fe. Será por esto que es considerada la mejor joya pictórica del mundo.

La Última Cena, el momento de la institución de la Eucaristía visto a través de los ojos y el alma de un genio en 1495.

Peregrina.

Fifth Avenue, Via Venetto, Champs Élysées, Presidente Masarik…

1 Comentario »

¿Por qué planear irse a tomar un café puede ser tema de conversación antes de salir de viaje a una capital cosmopolita?

¿Qué misteriosa atracción puede tener el hecho de sentarse en un salón de té, situado en una zona elegante, frecuentada por personas bien vestidas que llegan a tomar café, no precisamente por su sabor o aroma sino por tener el gusto de tomarlo en una taza con diseños que demuestran la jerarquía del lugar, situado sobre una cierta avenida con prestigio.

Convivir por un momento con gente que llega a conectarse con sus portátiles viviendo el momento presente de manera virtual, o bien, con aquellos que pasan el tiempo mirando, admirando o criticando la personalidad de los que forman su entorno.  La vida se va por delante mientras se absorbe, sorbo tras sorbo, el movimiento de la humanidad.

Lugares que simbolizan  el mundo en el que se construyen.  Salones de té, restaurantes, oficinas, centros comerciales… contrastando con las fondas, mercados, merenderos, locales de barrio que encierran historia.

Tradición o simplemente el lugar de moda.   Ya veré si me siento frente al parque y miro a los elegantes paseantes que circulan por la avenida sin saberse observados.

Una mirada que se esconde tras el vapor de la taza de té,
Peregrina.

Estoy cansada…

2 Comentarios »

“Sol ardiente de Junio” (Flaming June)  óleo,  Barón Frederic Leighton

Cuando el cansancio es negociable o no tan pronunciado la perspectiva es diferente, la balanza se inclina fácilmente hacia las actividades que se deben realizar, pero hoy la balanza la inclina el cuerpo que quiere tener energía para seguir al alma en gracia, sin quedarse.

No es enfermedad, solo la oportunidad que me da la vida para descansar.

Peregrina.

Besos

1 Comentario »

Hay besos que pronuncian por sí solos
la sentencia de amor condenatoria,
hay besos que se dan con la mirada
hay besos que se dan con la memoria.

Hay besos silenciosos, besos nobles
hay besos enigmáticos, sinceros
hay besos que se dan sólo las almas
hay besos por prohibidos, verdaderos.

Hay besos que calcinan y que hieren,
hay besos que arrebatan los sentidos,
hay besos misteriosos que han dejado
mil sueños errantes y perdidos.

Hay besos problemáticos que encierran
una clave que nadie ha descifrado,
hay besos que engendran la tragedia
cuantas rosas en broche han deshojado.

Hay besos perfumados, besos tibios
que palpitan en íntimos anhelos,
hay besos que en los labios dejan huellas
como un campo de sol entre dos hielos.

Hay besos que parecen azucenas
por sublimes, ingenuos y por puros,
hay besos traicioneros y cobardes,
hay besos maldecidos y perjuros.

Judas besa a Jesús y deja impresa
en su rostro de Dios, la felonía,
mientras la Magdalena con sus besos
fortifica piadosa su agonía.

Desde entonces en los besos palpita
el amor, la traición y los dolores,
en las bodas humanas se parecen
a la brisa que juega con las flores.

Hay besos que producen desvaríos
de amorosa pasión ardiente y loca,
tú los conoces bien son besos míos
inventados por mí, para tu boca.

Besos de llama que en rastro impreso
llevan los surcos de un amor vedado,
besos de tempestad, salvajes besos
que solo nuestros labios han probado.

¿Te acuerdas del primero…? Indefinible;
cubrió tu faz de cárdenos sonrojos
y en los espasmos de emoción terrible,
llenaron sé de lágrimas tus ojos.

¿Te acuerdas que una tarde en loco exceso
te vi celoso imaginando agravios,
te suspendí en mis brazos… vibró un beso,
y qué viste después…? Sangre en mis labios.

Yo te enseñe a besar: los besos fríos
son de impasible corazón de roca,
yo te enseñé a besar con besos míos
inventados por mí, para tu boca.

Para comenzar este 2010, una poesía de Gabriela Mistral.

Un beso azul,
Peregrina.

Paz… una paloma que no se posa en nuestro planeta

Comentarios desactivados en Paz… una paloma que no se posa en nuestro planeta

picasso-paz

~ Paqe  ~  Frieden  ~  Mír  ~   Freds  ~   Rauhan ~  Paix   ~  Vrede  ~   Beké  ~  Berdamai  ~   Peace ~  Pace  ~  Paz  ~   Pau ~  Baké  ~  Nerane’I  ~   Heiwa  ~  Spokoj  ~   Dohiyi  ~   He ping   ~  Shanti   ~  Udo  ~   Khanaghutyun  ~   Hau   ~  Shalom  ~   Hasiti  ~   Mire  ~   Laven  ~   Pax  ~   Hmetho  ~   Hacana  ~   Salam  ~

Con la esperanza de que algún día la paz encuentre un nido que la acoja y pueda quedarse para siempre entre nosotros.  En este día internacional de la paz… una oración para que cada corazón aporte un suspiro que forme ese nido que la invite a quedarse.

Shanti, Shanti, Shanti

Peregrina