Pretencioso

1 Comentario »

Curiosidad, necesidad, suspicacia, todo nos lleva hacia afuera, dar, recibir, proponer, dudar, aceptar… amar. Hacia afuera, la vida interior se vive hacia afuera y es de ahí que se nutre el pensamiento que se interna. Vida interior vivida a partir del exterior y luego de estar un poco en el diálogo silencioso consigo mismo, de vuelta al exterior. Meditación y contemplación. Espacios de oración. La vida interior no se alimenta de vida interior así como tampoco la meditación o la contemplación se enfocan en sí mismas.

Concuerdo con la idea de que la introspección es un aburrimiento, si se la entiende como un escucharse a sí mismo, y no a las voces de otras personas (vivas o muertas); sin embargo, la introspección no es un aburrimiento cuando se convierte en oración; pues entonces está orientada hacia fuera, al vigor; se alza un arco entre la debilidad y la fuerza.

A la luz de la belleza ajena, viviendo adentro y afuera, afuera y adentro, en una constante danza al ritmo de lo que el Cosmos me regala.

Peregrina

Adam Zagajewski, En la belleza ajena.

Un suspiro …

1 Comentario »

Nada muere, todo se transforma. . .

La mirada de Rodrigo del Campo, un estudiante con madera de director. Música de Cinematic Orchestra “To build a home”

Peregrina.

Enero 22nd 2011 Joyas cinematográficas

Malditas, benditas, ajenas o propias

1 Comentario »

Óscar de la Borbolla las maldice y entreteje cinco cuentos que cantan al son de cada una de ellas a la vez. Magistralmente se las ingenia para revolcar el cerebro del lector que trata de comprender las frases que cobran sentido en el sinsentido que a primera vista se percibe. Cinco historias que desgarran y apuntan el lado más obscuro de cada vocal (En realidad, a mi gusto, sólo tres de las cinco vocales logran armar historias contundentes, con sentido).

Vocales malditas, benditas vocales que nos ayudan a musicalizar las palabras, a acentuar los sentimientos, a expresar las emociones.

Personas vocales y personas consonantes. Vocales son aquellas que gustan de hablar, de reírse -y al reír, echan la cabeza hacia atrás con energía-, aquellas que nacieron para la expresión.
Las personas consonantes callan generalmente, en sociedad pasan por aburridas, se duermen en el tren. Mas sin ellos no existiría la humanidad; las lenguas se las arreglan mejor sin vocales que sin el tieso y pesado brocado de las consonantes. Una definición poco común salida de En la belleza ajena, de Adam Zagajewski.

Quien quiere comprender pero renuncia a la expresión, nada podrá comprender. Quien quiere expresar pero no busca la comprensión, nada podrá expresar. Entrar al infinito de esta frase de Zagajewski es como estar deslizándose en una cinta de Möbius…

Hay veces que soy tan maldita como la más maldita de las vocales al estilo de De la Borbolla, pero por lo general creo que soy parte de la belleza ajena, esa que sin mi belleza no sería tan bella.

A final de cuentas, la vida es como una cinta de Möbius y todos nos deslizamos de un lado a otro y terminamos en el mismo lugar, ¡solo que de cabeza!

Peregrina.

Nada es simple,

1 Comentario »

ni el más pequeño de los reflejos de la expresión que aflora en la obscuridad de las ideas, cuando la mente está obnubilada y trata de explicar, con más entusiasmo que precisión, lo que siente en el momento en que le falta sentido al cuerpo, que sin sentidos, percibe a una nueva luz lo que ya ha conocido por años.

Sin sumergirme del todo en la complejidad de la idea que me escapó al ver esta fotografía,
Peregrina

Imagen de Caroline Halley

Entre el blanco y el negro: la aceptación

2 Comentarios »

De la primera persona a la única persona.

Siempre en el intento de ser mejore para los demás, tratando de ser aceptada sin que la aceptación venga desde el propio ser, desde mi yo más profundo.

En la búsqueda de la perfección en muchas ocasiones nos perdemos de ver lo que se ha logrado, los puntos positivos con los que se delimitan cada uno de los días que engarzan la historia, las alegrías que cada acierto pudiera producir, todas esas emociones son empañadas por los pequeños tropiezos que se esconden cobardemente tras las lágrimas. Lamentaciones que no permiten gozar de la imperfección, tal y como es. Aceptación propia: el secreto para poder ser natural, vivir con sinceridad, con la coherencia armoniosa que une a la mente con el corazón. Fluir a través de las circunstancias.

¿Por qué es tan difícil comprender que ya soy perfecta, por el simple hecho de existir? La mayoría de los peores errores, los verdaderos, reside en ese insignificante momento en el que falta el amor propio.“The Black Swan” con Natalie Portman. Al compás de la perfección de la música de Tchaikovski se me hizo presente mi propia imperfección… Sí, todos llevamos al cisne blanco y al cisne negro, están ahí, presentes en cada uno de nuestros pensamientos, en cada movimiento. A veces sobresale el blanco, a veces reina el negro otras veces uno de los dos oprime al contrario y lo hace parecer inexistente; sin embargo, ninguno es mejor, ninguno es perfecto y no pueden existir separados.Voy a disfrutar desde lo más blanco y puro, y hasta lo más profundo y negro de mis pensamientos. Propósito para 2011

Peregrina

`

´

´

`

`

ideas revoloteando

Comentarios desactivados en ideas revoloteando

Las palabras son la configuración acústica de las ideas, esas que son claras y precisas, las alegres y cándidas que componen sinfonías emulando sonrisas… O las furiosas y desalentadoras que no pueden seguir esperando para ser gritadas y arrasar con cualquier aliento esperanzador que las pudiera detener… Las desinteresadas, verdaderas o falsas, inteligentes o mansas… palabras y más palabras que se pronuncian en lenguas tan distintas, por todas partes… sonidos que se repiten y retoman vuelos con melodías cambiadas, o no se escuchan y siguen volando disparatadas, o bien se comprenden y se guardan en cajitas que la mente captura en miniatura, o se entierran porque hieren.

Hay otras ideas que, de tanto ser cantadas, cansan, empalagan o fastidian y la mente voltea hacia otra fuente de donde borboten ideas frescas, palabras nuevas.

Pero no todas las ideas cantan canciones audibles. Hay ideas que se vuelven letras, salen en silencio y viajan en aviones de papel invisible, entre redes que las atrapan sin quedárselas, como mariposas que se escapan y vuelan silenciosas. Ideas que no hacen ruido y llegan como susurro, no a oídos, sino a ojos distraídos que las miran sin ver y las toman o las dejan ir… Ideas que comunican silencios ruidosos o pasan códigos de secretos que desean ser absueltos y liberados.

Amo las ideas que nunca escapan, esas se quedan para recrearse con la mente que las crea y hacen amores e inventan más ideas…

¿Cuántas ideas por cada palabra? ¿Cuántas palabras para una idea?
Peregrina

Imagen: Brooke Shaden