La Ópera Imaginaria: Rigoletto

Add comments

Aquí la segunda de las doce Joyas de la Ópera que anuncié.

Giuseppe Verdi eligió el drama francés Le roi s’amuse (El rey se divierte) del escritor Víctor Hugo, que había estado censurada en París, por manifestar el libertinaje de un rey. Después de varias tratativas, Verdi accede a hacer varios cambios para evitar la censura de su obra, sin embargo el bufón Rigoletto es un personaje verdiano que logra evidenciar todos los sentimientos que Verdi necesitaba plasmar en el drama.

Se corre el rumor de que Rigoletto, el bufón jorobado de la corte del Ducado de Mantua, tiene una amante joven y hermosa a la que no deja salir de su casa. Como buen bufón, evidencía a cada uno de los cortesanos haciéndolos el centro de sus bromas lo que le hace merecedor de la maldición de Monterone cuya hija fue deshonrada por el duque, su amo. Una noche, guiados por el propio duque que gozaba robando las honras de las doncellas del lugar, planean el secuestro de Gilda y por supuesto Rigoletto participa amenizando el festín sin saber a quién van a secuestrar… ¡Gran sorpresa cuando descubre que es SU Gilda!

Pero el drama sólo comienza. Rigoletto planea el rescate de Gilda vistiéndola de hombre y jura matar al duque, entonces contrata a Sparafucile, que disparaba bien y cobraba mejor pero… En el último acto, Rigoletto recibe de manos del asesino un saco con el cuerpo del duque… se acerca al río para deshacerse del cuerpo… justo antes de lanzarlo siente unos lamentos… abre el saco y descubre a Gilda Su Gilda quien no era su amante sino ¡su hija!

Con tragedias así… ¡para qué necesitamos telenovelas modernas! Monique Renault dirigió esta animación de “La donna è mobile”

Dale pausa al iPod de la derecha para que no interfiera con este video.

Dos de doce…
Peregrina.

Comments are closed.