La Ópera Imaginaria: Pagliacci

Add comments

Presentación número nueve:  Vesti la giubba, la triste aria de la composición de Ruggiero Leoncavallo musicaliza el corto que dirigió Ken Lidster

Cuántas veces leemos “Cualquier parecido con la vida real, es solamente coincidencia”. Es precisamente lo que representa esta obra que se desarrolla en un circo, cuyo espectáculo resulta tener un parecido enorme con la realidad que viven los payasos que la representan.

Canio el propietario del circo es esposo de Nedda, la bailarina que tiene un encuentro desafortunado con Silvio, un aldeano.  Mientras Tonio el payaso observa, Canio, en un ataque de celos ataca a Nedda con un cuchillo, pero ella logra escapar.

Llega la noche.  El pueblo espera la obra con alegría.   Arlequín  canta a Columbine  afuera de su ventana mientras su marido está ausente. Tadeo entra e intenta hacer el amor a Columbine,  pero Arlequín trepa a la ventana y lo ahuyenta.  El esposo de Columbine, Pagliaccio aparece inesperadamente e interrumpe su encuentro con Arlequín, quien escapa por la ventana.

Pero entonces  Canio deja de actuar y reclama a Nedda la identidad de su amante. Ella se rehúsa a nombrarlo, y él la mata con su cuchillo. Desde la audiencia, Silvio se apresura para ayudar a su amada y  muere también en manos de Canio.

El espectáculo tenía que continuar…

Dale pausa al iPod de la derecha para que no interfiera con este video.

Peregrina.

Comments are closed.