Mahamudra

Add comments

Osho nos dice “Deja que el sexo sea el primer paso, pero no el último”

Y luego explica: Cuando dos amantes se encuentran en un orgasmo sexual profundo, se funden uno en el otro. Entonces la mujer ya no es más una mujer, el hombre ya no es más un hombre. Se transforman justamente como el círculo ying-yang, alcanzando uno al otro, encontrándose uno con el otro, fundiéndose, olvidándose sus propias identidades.

Por eso es que el amor es tan hermoso. Este estado se llama mudra y el estado final de orgasmo con la totalidad se llama mahamudra, el gran orgasmo.

El orgasmo es un estado donde tu cuerpo ya no se siente como materia, vibra como energía, electricidad. Vibra tan profundamente desde su base, que tú te olvidas completamente que es una cosa material. Se transforma en un fenómeno eléctrico, y es un fenómeno eléctrico.

Y de a poco, si se aman y se rinden uno al otro, se entregan a este momento de pulsación, de ser energía, y no están asustados…

Cuando el cuerpo pierde sus límites, cuando el cuerpo se transforma en una cosa vaporosa, cuando se evapora sustancialmente y solamente queda la energía, un cuerpo sutil, encuentras que es como si tú no fueras… Sólo en un amor intenso y profundo puede uno llegar a ésto. El amor es como la muerte: te mueres mientras piensas que eres un cuerpo, te mueres mientras estés preocupado con tu imagen material, te mueres como un cuerpo y te transformas en energía, en energía vital.

Y cuando los amantes comienzan a vibrar a un ritmo, los latidos de sus corazones y sus cuerpos se unen y entran en armonía… ya no son dos. Ahora son un círculo y vibran juntos, pulsan juntos. Sus corazones ya no están divididos, los latidos de sus corazones no están separados; se transforman en una melodía, en una armonía. Es la más hermosa música posible, todas las otras músicas palidecen comparadas con esta.

Cuando lo mismo sucede, no con otra persona, sino con toda la existencia, es mahamudra, el gran orgasmo.

klimt-el-beso

Elegí “El Beso” de Gustav Klimt para adornar esta nota porque a mi parecer es una de las impresiones más bellas de lo que puede llegar a ser el éxtasis. El momento del orgasmo, la unión de dos vidas hasta desaparecer y morir para convertirse en uno. El instante en que un suspiro eleva dos almas y las expande en el infinito en una explosión que se desvanece en un beso.

Klimt no hubiera podido pintar El beso de otro color, seguramente pensó en lo más preciado que hay en este mundo material, el oro, para darle color a algo tan etéreo como el placer que causa un beso, joya de vida.

Floria.

2 Responses to “Mahamudra”

  1. Gonzalo Says:

    Peregrina:

    Muchas gracias por tu blog.

    Recibe un afectuoso abrazo.

    Gonzalo

    http://osho-maestro.blogspot.com/

  2. peregrina Says:

    Es maravilloso poder compartir lo que viene del corazón. Gracias a ti por visitar la ventana.