La evolución silenciosa ~cuando el cemento se transforma en coral~

Add comments

La falta de color enfatiza la belleza de la expresión de cada uno de los rostros que, sin ojos, proyectan la mirada al infinito del destiempo que les abrazará en el silencio profundo del mar. Los detalles de la textura suave de una gorra de lana tejida, o el velo que cubre la cadera de una mujer con el torso desnudo, contrastan con lo áspero del cemento que les da forma. Un vientre de piedra que no engendra dentro de sí la vida, será la base para que la vida pueda procrearse apoyada en él. La oración perenne de una mujer que no sentirá el paso de las corrientes marinas entre sus manos que acarician el continuo movimiento de los peces y caballitos de mar que jugarán entre sus dedos. La magia del arte convertirá el cemento en arrecife de coral. El sueño de una mujer que apoya la cara sobre sus manos y un niño con crocks que mira la televisión…

El artista es Jason deCaires Taylor, escultor, buzo, fotógrafo y naturalista que en el 2006 plantó su primer museo subacuático en el Océano Atlantico, cerca de las costas de la isla Grenada, terriblemente destruida por los huracanes Iván (2004) y Emily (2005). Hoy, Vicissitudes, un conjunto de esculturas entre las que se encuentra un grupo de personas tomadas de la mano en un círculo de eterna fraternidad, ha ayudado a la considerable regeneración de la zona marina afectada.

Ahora toca a la porción de arrecife que va de Cancún a Isla Mujeres en México. MUSA (Museo Subacuatico del Arte) es el proyecto que dirige Jason deCaires Taylor. Pretende reforestar lo que los huracanes Gilberto (1988), Wilma (2005) y otros menos furiosos pero igualmente destructivos se han llevado a su paso.

Amor por la belleza, eso es lo que “La Jardinera de la Esperanza”, “El Coleccionista de los Sueños Perdidos” y “Hombre en Llamas” transmiten al ver las imágenes azuladas que ya adornan el fondo del Mar Caribe en la espera de “La Evolución Silenciosa”, el conjunto de unas 400 esculturas en las que ha quedado plasmado el cambio del mundo en que vivimos. Gente de varias razas, culturas, edades, unidas en el destiempo que se vive en el fondo del mar. Cemento, arena, fibra de vidrio y corales vivos que le darán vida a lo que el hombre y la naturaleza han destruído. La dependencia del humano con la naturaleza es orgánica, así lo ve y transmite la maravillosa obra de Jason deCaires Taylor.

¡Qué fortuna haberlas visto bajo las nubes, ya que difícilmente podré admirarlas bajo el mar! Y cuando tomé las fotos, él estaba admirando sus esculturas y yo no lo conocía… Vicisitud que me hace sonreír…

Aquí están todas las imágenes que tomé antes de que el sol se pusiera …

En la magia del peregrinar me encanta ser
Peregrina

One Response to “La evolución silenciosa ~cuando el cemento se transforma en coral~”

  1. Bobbe Says:

    A rollnig stone is worth too in the bush, thanks to this article.