Virgen de la Macarena

Add comments

Tengo un recuerdo vago, así como entre sueños, me llega la voz de mi padre y yo, aun muy niña, que pronunciaba su nombre La Virgen de la Macarena. Hoy, buscando entre las tradiciones de Semana Santa, encontré que La Macarena es una Dolorosa muy especial, una Dolorosa transformada por la devoción de un pueblo.

Este fragmento está tomado del libro Como llora Sevilla escrito por Ramón Cue, Sacerdote Jesuita nacido en Puebla y enamorado de Sevilla y sus vírgenes, como se nota en la belleza de este fragmento dedicado a la virgen de la Macarena.

 

¿Quién hizo la Macarena? ¿Qué artista la talló? Ninguno.

A la Macarena no la hizo ningún hombre. La hizo Sevilla. Y fue así.

La Virgen lloraba inconsolable la Pasión de Jesucristo. Las lágrimas no se daban vez a salir de sus ojos cuajados. Y ella estaba así, con su pañuelo blanco en sus manos, y en su boca entreabierta llorando, llorando…

Era la Virgen de lo Dolores. La que llora en todas las iglesias del mundo.
Y Sevilla la vió, y le dolió el alma, y se le saltaron las lágrimas, y la quiso consolar.

Se acercó a ella, la miró, y viéndola llorar tan bonita, por consolarla le echó un piropo; un piropo con lágrimas:

-¡Ole, las mujeres bonitas!

Y la Virgen ,al oírlo, levantó los ojos y sonrió. Y, ¡apareció la Macarena!

Lloraba y reía al mismo tiempo. Su rostro era un joyero de lágrimas y sobre ellas la flor impalpable de una sonrisa.

Seguía con su pañuelito blanco de encajes en sus manos, seguía con el nudo en la garganta, seguía con la boquita abierta en donde quedó quebrado un suspiro…pero ¡Quedó con la sonrisa inefable en su cara de niña dolorida!

Ya no era la Virgen de los Dolores. Era otra cosa completamente distinta. Única en el mundo. ¡Era la Macarena!

La única Virgen que llora y que ríe al mismo tiempo. La que llora por su hijo, y la que sonríe por el piropo amoroso de Sevilla.

Y yo no sé qué tiene ese triángulo maravilloso de sus tres lágrimas sobre su mejilla izquierda. Esa constelación de estrellas en el cielo de su cara. Esas tres lágrimas de dolor en que brilla la luz de la sonrisa. Ahí, en ese triángulo quedan cautivos todos los ojos y todos los corazones.

¡Qué bonita está la Macarena cuando llora!
¡Qué dolorida está la Macarena cuando ríe!…

Y este es el motivo de su atracción.
¿Por qué es más bonita, porque llora o porque ríe?

Porque llora y ríe al mismo tiempo.

En todas las otras Vírgenes de Sevilla predomina el dolor. Esta es única.

La Macarena es una síntesis maravillosa de los dos estados mas esenciales y elementales del alma humana. El dolor y el gozo. Estas son las dos coordenadas en que se mueve nuestra vida.

Y la Macarena se encuentra en el centro de intersección de las dos.

Participa al mismo tiempo de ambas. Y por esto todos los hombres encuentran en ella siempre, en todas las ocasiones, un eco fiel de su estado sicológico.

Cuando lloro y la miro, siento que sus ojos lloran conmigo.

Cuando soy feliz y la veo, su sonrisa rima con mi alegría.

Y por contraste y compensación, cuando lloro su sonrisa me consuela y alegra mis lágrimas; cuando río, sus lágrimas temperan y moderan lo excesivo de mi goce.

¡Qué divino espejo de la risa y el llanto!

¡Qué divina norma del gozo y del dolor!

¡Qué suprema síntesis del alma humana!

¡Qué elemental y maternal maestra de pedagogía
para los hijos que lloran y para los hijos que ríen!.

 

Para que pueda rimar
con tu nombre, Macarena,
tengo una palabra: “pena”
amarga como la mar,
y tengo el dulce cantar
de un arcángel: “gratia plena”,
para que pueda rimar
con tu nombre, Macarena…
La pena con tu dolor,
que eres Madre Dolorosa;
y la gracia, por ser rosa
del amor.
Y uniendo gracia con pena
va el broche de tu sonrisa…
Ya está la rima precisa
de tu nombre, Macarena.

 

Viernes de procesiones del silencio y tradiciones que unen pueblos, Viernes Santo y Día de la Tierra. La Dolorosa que llora por Jesús bajado de la Cruz sin vida o … por la Madre Tierra que se va muriendo poquito a poco todos los días que no son el día de la Tierra.

Peregrina.

abril 22nd 2011 Joyas de todos los días

Comments are closed.