Detalles que se pierden a la vista

Comentarios desactivados en Detalles que se pierden a la vista

Seguramente si nuestro encuentro con esta mariposa se diera en el jardín de casa, no podríamos observar su belleza ni la precisión con la que su lengua se introduce en la flor mientras sus alas no dejan de revolotear como si fuera un colibrí.

De la misma forma se nos van los detalles más hermosos de la vida.

Peregrina.

Le Papillon

Comentarios desactivados en Le Papillon

Todos necesitamos ser necesitados, amar y ser amados.isabellina1

En este mundo tan lleno de personas, pareciera que tener a alguien en quien confiar, con quien compartir y para quien sonreír fuera una tarea fácil. Sin embargo, relacionarse emotivamente con quienes se está más cerca es una de las tareas más complicadas a las que se enfrenta el ser humano.

La complejidad del ser nada tiene que ver con la edad… Existen niños que son extremadamente difíciles y enfrentan serios problemas para relacionarse con sus iguales. Generalmente se trata de pequeños que se desarrollan en núcleos familiares conflictivos o, como Elsa, en familias compuestas por un solo progenitor que pasa la mayor parte del tiempo fuera de casa, ya sea en el trabajo o tratando de hacer algo con su vida personal. Los pequeños como Elsa crecen apartados de la sociedad de coetáneos que les rodean y enfocan su gran capacidad y deseos de vivir a su interior, siempre ávido de respuestas.

En el otro extremo están los ancianos que han pasado décadas de experiencias y han tenido la oportunidad de forjarse un mundo y engarzar las vidas de otros con sus vidas.  Han creado eslabones que forman su historia mezclada con la historia de tanta gente que se ha cruzado en su camino y, sin embargo, por variadas razones terminan solos, carentes de alguien a quien darle todo lo que necesitan dar.

Cuando el destino así lo decide y si los soñadores estánle-papillon abiertos a la mágica sorpresa que la vida les tiene preparada, esas soledades pueden encontrarse y finalmente dejar de ser soledades.

Entre Elsa y Julien se abre un abismo de décadas de diferencia pero la curiosidad, las ganas de encontrar respuestas, el deseo de compartir y la necesidad de dar están en el mismo nivel de intensidad. Elsa con la frescura de una niña que se abandona al presente que le regala la aventura espontánea, Julien con el peso y dolor que los años dejan tratando de ir tras el último de sus sueños.

Los dos son orugas que van tras el rayo de sol, la vida les da la oportunidad de caminar juntos hacia su destino: convertirse en mariposas. Alcanzar su sueño.

Le Papillon es un poema francés compuesto de frases y paisajes que nos llevan de paseo por la bellísima región de Vercors en Francia.  Una aventura en busca de una mariposa crepuscular.

http://www.parc-du-vercors.fr/

Hoy, mis alas son verdes.

Floria

Entre la belleza y la perfección

2 Comentarios »

mariposasEncontré esta fotografía en el universo del la internet, perdida, anónima, sin más comentarios a su belleza que unas pobres líneas de “hermosas mariposas azules” o frases con faltas de ortografía que no expresaban lo que el profundo de los espíritus pueden compartir.  Entonces nacieron en mí preguntas… como tantas que nacen y se desenvuelven y otras que nacen y se vuelven a quedar dormidas: ¿Algo tan hermoso no ha sido capaz de generar más que las frases vacías que la acompañan? ¿Cuáles son los niveles de sensibilidad de esta humanidad que no logra decir lo que siente? ¿O acaso ya no siente?  ¿O será que nos hemos abandonado de tal forma a la tecnología que nuestra creatividad ya no tiene alas?  Entonces la guardé para mostrársela a los niños de los que aprendo.  Cada uno de los pares de ojos que las vio dijo mucho más que lo que pudieron poner los comentarios vacíos de la página de donde la saqué.  La sensación de alegría que despertó en mi corazón fue comprendida y alimentada por los niños.

No sólo porque la mariposa es un animal que me fascine, sino que, más allá de la magia que puedan envolver las alas de una mariposa en sus colores, está la belleza de la agrupación de estas hadas azules. La perspectiva que da a entender la grandeza del árbol en el que están posadas y manda a volar a la imaginación al bosque que circunda este pequeño espacio abierto ante el lente de la cámara de Kelvin Hudson (después de tanto buscar persiguiendo links que tenían esta imagen, encontré al autor). Más allá de todo esto junto está la energía que emanan y el suspiro que lanzan al viento para llamar al amor.

¿Qué hay entre la belleza y la perfección de esta fotografía?  Yo creo que silencio.  En un lugar así, en donde seguramente el silencio es tan profundo como las voces de los seres que son fotografiados, el espíritu encuentra el espacio perfecto para recrearse y tocar un pedazo de cielo, recrearse en la perfección de las formas y los matices de las alas de estos seres que sin ningún pudor abren sus alas y se dejan acariciar por los ojos de quien las sepa apreciar.

El color azul de las mariposas me transmite tranquilidad, quietud, armonía, la profundidad de la fuerza que las ha creado.

Entre la belleza y la perfección de esta foto encuentro el azul profundo del amor en el que me pierdo en un vuelo hacia mi interior para escuchar su susurro.

Gracias a los ojos que captaron este silencio tan azul.

Peregrina.

Visita su página: http://www.kelvinhudson.com/

Esperanza para las flores

2 Comentarios »

¿Qué se siente ser oruga? De una u otra forma todos somos orugas, estamos en proceso de metamorfosis. Después de todo, el ser humano no fue creado sólo como un cuerpo físico, sino que se nos donó la esencia de la energía que nos creó y es hacia esa transformación hacia la que se encaminan nuestros pasos cada día. Somos orugas, pero no sólo orugas.mariposa transparente

Hay un libro que se cruzó en mi camino cuando tenía 16 años. Mi primera traducción. Curiosamente,no soy traductora y sin embargo desde entonces la vida me ha puesto a traducir muchos textos y en más de un idioma. El caso es que, como lo dije cuando inicié esta ventana, las primeras veces siempre son memorables.

Hope for the flowers de Trina Paulus.

Ese fue el primer libro que traduje. Tenía 16 años, mi inglés era incipiente y no sabía nada sobre gusanos, orugas, capullos y mariposas. Creía en las hadas y veía la magia que se desarrollaba a mi alrededor sin preguntarme qué cosa era en realidad. Mi abuela, que no hablaba inglés, compró ese libro porque lo vio en la librería y le gustaron los dibujos. evocacionRecuerdo que mi abuela me dijo: “Lala, tú ya sabes inglés y además, sabes escribir muy bonito, ándale, escríbemelo en español aquí al ladito” Y así fue, en mi medio inglés y recortando cuadritos de papel cebolla a la medida de los espacios en blanco que tenía cada hoja, fui escribiendo con una Smith-Corona cada uno de los pequeños párrafos de la historia. Fue entonces que, por primera vez, me vi como mariposa. Todavía sigo siendo oruga, pero sé que un día voy a ser mariposa. Hay veces que siento que ya estoy dentro del capullo, porque quisiera volar y no puedo, quisiera avanzar y no puedo, me siento seca, como se deben sentir las orugas cuando han pasado mucho tiempo dentro del capullo en un sueño profundo, conscientes de que deben despertar y no lo logran. Otras veces me siento aún oruga, porque me arrastro lentamente y veo muy lejos las metas a las que quiero llegar. Me apilo y lucho por subir como Rayado sin lograr llegar a ningún lugar, pero, me sueño como mariposa. Así como Amarilla, sé que soy mariposa y que voy a volar muy alto, que puedo alcanzar mis sueños, que el sentido de la vida es más que esta búsqueda que no termina. Estoy convencida de que ese día va a llegar, voy a volar.

isabellina1Hoy estoy en el capullo con la esperanza de renacer, sin la certeza de poder renacer, porque no todos los capullos se abren y no todas las orugas llegan a salir vivas del capullo.

Así me siento hoy, tengo la esperanza de poder salir, tengo la esperanza de poder desplegar mis alas. Yo sé que son hermosas, sé que me llevarán lejos, sé que podré volar y descubrir la razón por la que estoy en este mundo. Pero hoy estoy en el capullo y todo es silencio y obscuridad. Me toca esperar sin desesperar.

La seda me envuelve, estoy encerrada en mis propios hilos de seda.

En mi interior, soy mariposa, esa es mi esencia.

eres-mi-mariposa-transparente1

Quiero volar.

Será que por eso bailo…. Peregrina.