Con la luz en mis pies

Add comments

Muchas son las intenciones que le pongo a mi caminar cada día. Muchos más los pensamientos que me pasan por la mente, incontables los que me sacan del centro y me hacen desenfocar mi atención de esa intención primera.

Si la clave para que pueda desarrollar mi consciencia es el “aquí” y el “ahora”, entonces me doy cuenta que soy un ser vasto y multidimensional con capacidades infinitas. No existe el “tiempo” en el concepto expandido del universo porque cada persona es capaz de proyectar la conciencia a cualquier ubicación deseada en el tiempo y el espacio, partiendo del “aquí y ahora”. Si enfoco mi energía al momento presente, entonces puedo hacer que suceda esa intención primera y de ahí, otras más pueden seguir surgiendo.

Aquí y ahora… pisando con decisión sin dejar de volar.
Peregrina.

One Response to “Con la luz en mis pies”

  1. BlueSeed Says:

    Es verdad. Cuando somos capaces de ubicarnos en la línea del tiempo más allá de nuestras acciones pasadas o del futuro incierto, el tiempo es como un eterno presente. Nos hacemos eternos. De hecho, el camino mismo no existe, a no ser por el que vamos creando en cada paso que damos. El camino está por todos lados mientras decidamos seguir caminando. Un saludo, también azul.